domingo, 23 de abril de 2017

CASA DE CITAS (XXXIV).- Día del Libro





11 comentarios:

  1. Feliz día del libro, amigo Juan L.

    Besos.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita frase, Juan.
    Te deseo muchos libros listos para abrirlos hoy y para disfrutar cada día del año.
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. ¡Feliz día de Sant Jordi, Juan! Los libros, y más con el formato clásico que incluye su textura y su olor a tinta, son absolutamente imprescindibles.

    Abrazote

    ResponderEliminar
  4. Profunda reflexión sobre el libro, muy apropiada en este día de homenaje a esto que es mucho más que un objeto.

    ¡Buenas lecturas,Juan! Así nunca se está solo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Un proverbio real y veraz, nunca lo había oído. Gracias por compartirlo.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Una ideal entrada para el día especial de hoy. Muy bien escogido el proverbio. Me encanta.
    Pues acabo de añadir el que había seleccionado yo para mi blog, (me despisté y no lo puse).

    EL LIBRO: "Amigo de los amigos, huésped de predilección, eres amigo y maestro, confidente y confesor; compañero en las vigilias, en la pereza aguijón; en la soledad recreo, y en los caminos mentor"

    (Serafín y Joaquín Álvarez Quintero).

    Un abracete.

    ResponderEliminar
  7. Es muy bonito, tras la primera lectura iba a protestar, pero releyendo mejor me parece perfecto.
    Gracias por comprtirlo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. Siempre reflexivos y profundos estos hindús.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Que belleza y que verdad.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Que cita tan hermosa. Reflexiva y muy real.

    Un cálido abrazo

    ResponderEliminar
  11. Desde pequeña tomé la iniciativa por cuenta propia de que cada vez que abriera la primera página de un libro olfatearía cada uno de sus rastros, de sus letras, de sus páginas aventureras... como can en busca de conocimientos, como quién por la sed reniega de su propia sequía... aprendí que el libro nunca sería uno de mis complementos, sino una de mis mejores compañías, el más cercano de los confesionarios donde la palabra, el texto, el verso se convertiría en algo casi similar al milagro de una aparición mariana literaria...¡el libro! Bendito sea :)
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar