… y el hidalgo enloqueció de luz, escucho el recado de la brisa y los gigantes volvieron a ser molinos.

miércoles, 29 de octubre de 2014

EL RETO DE LOS JUEVES.- ACIAGO DÍA DE DIFUNTOS


Composición del autor.


En más de treinta años, este era el primero en el que el actor Idelfonso Moran, iba a faltar a la cita.

Tumbado en un camastro de una triste fonda manchega, soportaba los ruidos y retortijones producidos, según le había comentado el médico que le había visitado, por la ingesta de una extraña e insulsa crema que llevaba calabaza en mal estado.

El resto del menguado elenco de su compañía, sufría los mismos dolorosos y malolientes síntomas, motivo por el cual la representación programada no podía darse.

En más de treinta años era la primera vez que el actor Idelfonso Moran, en un día de los difuntos, no iba a representar el “Don Juan Tenorio” de Zorrilla.

Todo había cambiado, desde que se iniciara en el noble arte de recorrer caminos, llevando el teatrillo de la farsa por todos los rincones del mapa de España.

De este mismo pueblo donde ahora estaba, recordó como en la posada, donde solían pernoctar, eran agasajados después de la función con unas buenas migas con torreznos y chorizo. Recordaba las chuletas de cordero con pisto, regadas con buen vino que solían comer el día de la llegada al pueblo, invitados por las “fuerzas vivas”, en la bodega del alcalde.
Todo había cambiado, ahora le habían puesto en el comedor de la pensión como plato importante, una crema de calabaza, seguramente transgénica, y unos famelicos trozos de pollo rebozados, anunciados en la carta con el pomposo nombre de nuggets. Para mas “inri”, había visto como el galán joven de la compañía, recientemente incorporado, había remojado estos alimentos con una lata de coca cola, despreciando lo único potable  y autentico de la comida: un poderoso vino tinto recién trasegado y desprovisto de cualquier mixtura química.

A pesar de su desasosiego y a pesar de los dolores intestinales, no tuvo más remedio que sonreír.

Recordó como ese deseo recurrente en todos los “cómicos” de desearse “mucha mierda”, en esta ocasión no había servido para nada.

Por primera vez en treinta años no podría requebrar a doña Inés, que por cierto ahora perdía toda su monacal dignidad, en el retrete de una vieja pensión de una pequeña villa manchega.

 Seguramente enfebrecido, tuvo unos sueños desagradables y extraños: en un tenebroso cementerio, Don Juan, Doña Inés, Luis Mejía, Ciutti, Brígida, el Comendador y el resto del reparto, eran abducidos por unos extraños personajes, para el desconocidos, que tenían en común unas deformes cabezas con forma de calabazas, de las cuales salían unas extrañas luces que hacían aun  mas tétrica la negrura de la noche.

Lo que no lograba entender, es como mientras ellos desaparecían inexorablemente, la gente alrededor bailaba, reía y disfrutaba con tan extraños personajes.


Otras tenebrosas historias en el blog de TERESA CAMESELLE



domingo, 26 de octubre de 2014

... Y EL AMOR SE HIZO



Composición del autor


…Y EL AMOR SE HIZO

Antes de ti,
mi vida era un agujero negro.

Los cometas jugaban a las canicas
y todas las constelaciones se escondían
entre nebulosas de ausencias.

Dios seguía a lo suyo
trileando con los dados,
sin decidirse a concretar la apuesta.

 La inconsistencia de mi barro,
 levitaba sin saber
de qué extraña materias
se componían los deseos.

Menos mal que un big bang de latidos
puso las cosas en su sitio
haciendo explotar el cosmos
con pétalos de flores olorosas.

Llegaste tú,
y mi cuerpo, con falta de certezas,
empezó a saber de escalofríos.


Y entonces el amor se hizo,
habitó en mi conciencia
y todos los arcos iris
le sacaron brillo a los colores.

Dije tu nombre,
se hizo dueño de mi boca,
mientras empezaban
 a tener sentido las viejas profecías
y los ángeles pintaban sus sonrisas.

Y aquí seguimos:
sabiendo que ningún ozono
es capaz de romper
la vieja, pero renovada historia
de este amor que se inventa cada día.




miércoles, 22 de octubre de 2014

JUSTIFICACIÓN


Foto del autor.


Perdonar por no comentaros, como acostumbro. Ando un poco atareado.

En compensación aceptarme esta bella orquídea.



sábado, 18 de octubre de 2014

TE PREGUNTO A TI


Diseño del autor


TE PREGUNTO A TI

Te pregunto a ti,
hermano de la voz y el sentimiento:
¿arde dentro de tu corazón
la llama que puede alumbrar
la lúgubre quietud que nos rodea?


¿Te queda algún latido
de aquel niño que soñaba
con hacer escaleras con estrellas?


¿Estás por encima de los cálculos y las prisas?
¿Te queda tiempo que gastar
para iniciar la aventura de los sueños?


Si dices ¡sí!,
enciende la antorcha de tu rabia
y alumbra este mundo que agoniza.




domingo, 12 de octubre de 2014

HAIKUS PARA UN AMOR OTOÑAL




Si no existieras
con pétalos de luces
te crearía


Son tus caricias
girar de golondrinas
en la mañana


Llaman tus besos
con campanas azules
y alas de ángeles


Aun en otoño
un amor que florece
es nuestra historia



miércoles, 8 de octubre de 2014

CONVOCATORIA DE LOS JUEVES.- LA ENCRUCIJADA




PENÚLTIMA ENCRUCIJADA

Ya va quedando menos
para que este otoñal camino
me lleve hasta el destino del silencio.

Pero sigo rebuscando palabras,
agavillando versos,
poniéndole alas a los sueños,
endulzando el acíbar
de los tristes días que nacen a trasmano.

Le niego su don a esa tristeza
que se empeña en ser venero de mi pluma.
Me empiezan a doler las manos
de tanto temblor
y tanto sarmiento retorcido.

Menos mal que aún me salva
el suave tacto de la espuma,
la piel de la persona amada,
la caliente complicidad del abrazo amigo.
el manantial de risas cantarinas,
que suenan con compases de mi sangre


Ya va quedando menos
para el caminar que me resta.

En esta penúltima encrucijada,
 solo quiero morir de sol,
tiritar de estrellas,
encaramarme a los flecos de la luna
y salir al encuentro de ese mar
que abierto de par en par,
me ofrece su tersura de sosiego
y su rotundo horizonte de esperanza.


Mas encrucijadas en el blogg de PEPE







domingo, 5 de octubre de 2014

HAY POEMAS...


Foto del autor.


HAY POEMAS…

Hay poemas que tardan eternidades  en edificarse,
Que cambian con el tiempo,
Como si la musa se ofreciese casquivana, belicosa,
o simplemente veleta de los vientos.

Hay veces que los versos
parecen tener sabor de fruta
y al día siguiente,
las palabras aparecen sin orillas
 acabando por no saber su singladura.

Y mientras el poeta,
perdido en la noche,
al borde de ese precipicio 
al que llaman inspiración,
ve cómo pasan las horas,
entre tachaduras y sorbos,
sin encontrar la palabra
que con su vértice de fuego
deslumbre  madrugadas.

Cuando esto me pasa,   
y acabo por sentirme
extraño pájaro sin sueño,
acabo como siempre:
aferrándome a la segura
metáfora de tu cuerpo.