jueves, 20 de octubre de 2011

LADRIDOS


Perro ladrando a la luna.- JOAN MIRO


Aquella mañana, cuando se oyó el ladrido del perro por vez primera, las calles olían a pan  candeal recién horneado, a         verde yerba fresca salpicada de rocío, a besos calientes abandonados entre sábanas arrugadas.

Al segundo ladrido, las golondrinas ponen en orden sus planes de vuelo, las aceras se despueblan de sombras y la alondra planea por las lindes de los arrabales con su grito áspero y gangoso que despierta a los trasnochadores.
Una calandria, contoneándose en pretil de los sueños, le silba su canto a la moza madrugadora que barre su puerta.
Un rumor de vida a contrapelo que emerge con el alba, apenas permite oír el tercer ladrido del perro.
Se han desbocado los diales. Las ondas se tiñen de ponzoña y toda la mañana, apenas iniciada, se viste con el cotidiano chafarrinón que ensucia claridades.
Las engoladas voces de los de siempre, ofrecen su baratija deteriorada con las ínfulas de los que se creen en poder de todas las verdades.
Políticos, como tahúres con cartas marcadas, mercachifles y trujamanes, tertulianos de “todo a cien”, princesas del pueblo y de las otras que tienden sus trapos sucios en tendederos de vergüenza, gerifaltes con sueldos más  blindados que sus coches y sus rostros, deportistas de élite con España en el corazón y la muñeca y Luxemburgo en la cartera, banqueros con la voracidad prendida en la misma solapa  donde cuelga la dorada  leontina y el pin del último desfalco.
Una caterva de sucios buhoneros que apagan los saludos y palidecen las sonrisas.
Ya no se escuchan ladridos. Se ha roto el paisaje y solo queda sitio para el mordisco y la rabia.
La mañana se tiñe de un temor oscuro, de saludos devorados, de pasos apresurados.
Arriba, el cielo con su azul perplejo alberga golondrinas transportadoras de sueños.
Los perros merodean las esquinas oliendo podredumbre.
Se acabó el rosicler del alba, el paso de las horas alimenta soledades.

6 comentarios:

  1. ¡Qué bello escribes!
    Una prosa poética, llena de imágenes y a la vez tan profunda, con una velada crítica social, de verdad ¡me encantó!, te felicito muy sinceramente...
    Besitos en el alma
    Scarlet2807

    ResponderEliminar
  2. Por un momento creí estar ahí...excelente prosa Juan. Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Ay !!!!!!
    "GOLONDRINAS TRANSPORTADORAS DE SUENOS"........
    Que hermoso escribes amigo!
    Dios te bendiga!

    ResponderEliminar
  4. Realmente es un texto muy poético y muy bonito.

    Cuando se lleva la poesía en el alma, como la llevas tú, da igual si escribes en verso o en prosa porque fluye por todos lados.

    Un abrazo...

    ResponderEliminar
  5. Escribes entre solapas y dentro se ve una claridad genial, todo legible, todo entendible, todo verdades, Juan me pongo a pensar y no encuentro la razón del porqué el ser humano se vende por tampoco y lo peor de ello es que arrastra a inocentes a pagar sus deudas ¿tan miserables somos.

    Un abrazo jota

    ResponderEliminar
  6. Y cómo es que se me pasó este post!!!

    Las golondrinas en plan de vuelo, transportando sueños...

    ResponderEliminar