martes, 23 de junio de 2015

DAR FE DE EXISTENCIA EN DÍA SEÑALADO


Montaje fotográfico del autor, realizado con Photoshop.


NOCHE DE SAN JUAN

Vine hasta el mar,
para poder encontrar
mi exacta singladura.

Fueron muchos los solsticios,
en los que alumbré con llamas
el nacimiento del sol,
aprendiendo el bello oficio
de encender claridades.

Con troncos de fracasos
fui construyendo la hoguera,
donde,
chisporroteando de luces,
se avivaba la esperanza.

El mar, al lado,
servía de espejo a las estrellas
y una luna joven,
alumbraba amores primerizos.

Hoy, cuando escribo,
apenas me llegan primaveras
y una terca brisa de fríos calendarios,
apagan llamaradas,
ensuciando la arena
con cenizas de tristeza.

Un rocío tembloroso
se instala en la piel anquilosada,
mientras una luz fría,
presagio de eternidades,
se olvida de la espuma.

En esta noche de San Juan,
a mí alrededor suenan las canciones,
brillan los ojos,
laten deprisa los corazones,
y alumbran las caricias.

Mientras, yo,
cogido de la mano de mi amada,
(el único calor que me conforta)
ensayo pisadas,
por el borde de este mar,
cada vez más limitado.

De la hoguera que soñé,
no calientan los rescoldos
y los agujeros de la memoria,
se tiñen de un gris de ceniza desterrada.

¡Siento frio en el alma,
a pesar del calor de las hogueras
que flamean a mi lado!


Juan López Trujillo
Benicassím 2015



12 comentarios:

  1. ¡¡¡¡MENOS MAL!!!!!
    Estás vivito y coleando, me alegro una hartá.
    por si desapareces antes de mañana , aprovecho para felicitarte y mandarte muchos besitos.

    ResponderEliminar
  2. ¡No lo puedo creer Juan ! Qué alegría tan grande volver a encontrarte ! Lo tomo como una señal del cielo , como una caricia para los días difíciles que están tocando transitar.
    No creo que no puedas escribir más, pero no importa, lo esencial es que tienes tu compañera de ruta, ella es tu cobijo y tu consuelo. Los seres amados, tus nietas , eso es lo más importante ¡Y LO TIENES ! y me alegro por tí, porque eres un ser luminoso .
    Te admiro mucho y tengo por tí un gran afecto.
    Sólo escucha a tu corazón y sé feliz.
    Un abrazo gigante !

    ResponderEliminar
  3. ¡Qué alegría tu regreso!
    Y te estrenas con esta maravilla de poesía...
    He vivido todo ese calor luminoso de momentos pasados, y esa frialdad de tiempos duros presentes, que no logran calentar el alma.
    Muy intenso.

    Un fuerte abrazo, y que sigas "encendiendo claridades" con tu palabra magistral.

    ResponderEliminar
  4. Elegir la noche de S. Juan para volver, no es "moco de pavo" :-)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muchísimas felicidades. Tal noche como hoy nació hace 39 tacos mi segundo hijo de nombre Pablo.
    Que lo disfrutes en la mejor compañía y siempre disfrutes, como sea.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. A LAS MUY BUENAS TARDES, Maese Juan. Pues acabamos de llegar hace nada mi esposa y yo de dar un paseo por la playa del Torreón y hemos necesitado hasta paraguas, con eso quiero decir que las hogueras de esta noche en la playa no sé yo cómo andarán, por el clima digo. De todos modos, nosotros vamos encender una de bien guapa aquí en el huerto de casa (bueno, ESPERO QUE NO NOS LLUEVA COMO ANOCHE, jajajajajaja...)

    Dicho eso a modo de anécdota, pues ya sólo me resta QUITARME EL SOMBRERO ante tu poema: es bellísimo. Mención especial a la estrofa en que haces referencia al calor de la mano de tu amada. Estoy con vos: no hay hoguera que pueda rivalizar con el calor del amor en mayúsculas, el de nuestra amada. Por todo ello, mi más sincero agradecimiento por estas letras tan bonitas y sentidas que leo como atemporales. SÍ SEÑOR!!!!

    Un fuerte abrazo, MAESTRO

    ResponderEliminar
  8. Juan L., es un emocionado y emocionante poema.Crepitan tus versos , arden nostálgicos recuerdos, pero desprenden chispas luminosas dejándome ver tu alma de poeta sostenida por el calor de tu amada. Esa hoguera que nos mantiene mientras sigue ardiendo.

    Mi felicitación.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Apreciado poeta , estimado amigo Juan L. un lujo volver a leerte y sentir tu alma.

    Besos muy muy cariñosos,

    tRamos

    ResponderEliminar
  10. Cuánto sentimiento en esos renglones, amigo Juan... Este gris de ceniza esconde mucho calor hacia la vida en general y hacia la mano que te acompaña.
    Como siempre, me has emocionado.
    Un abrazo bien grande (ya de vuelta de tierras de fuego y hielo)

    ResponderEliminar
  11. Te mando un abrazo calentito, apreciado Juan

    ResponderEliminar
  12. Que las llamaradas de la Noche de San Juan no me resequen mucho los cabellos, porque siempre que llego por aquí me saco el sombrero... ¡POETAZO! No sé cómo me perdí este post, y coincido con algunas de tus fans/amigas que...es una alegría inmensa leerte, Juan!! Gracias por compartir. Un abrazo largo, de esos que se estiran como elástico para llegar.

    ResponderEliminar