martes, 18 de abril de 2017

VUELTA DEL MAR


Efecto acuarela con photoshop de una foto del autor.



Entrada escrita a vuelapluma, nada más llegar.

Se acabó esta corta temporada de relajo. Hay que volver al monótono paso de los días y esperar al fin de semana, para poder volver a la caricia del mar y la brisa.

A pesar de que las playas terminarán por estar siempre ocupadas por asistentes a comerciales festivales “on beach”. (Si se dice música en la playa, parece como si los conciertos estarían faltos de glamur). En Benicassím, que ya se anuncia como ciudad de Festivales, son tres o cuatro al año. Se masifica la playa, pero bienvenidos sean, si con ellos los negocios florecen y la ciudad gana. Aun así, merece la pena acercarse al mar.

Estos días, he podido disfrutar de su belleza luminosa, aunque sin atreverme a recibir caricias de las olas, que el cuerpo no está ni para altas o bajas temperaturas.

Paseos por la orilla, tomar el sol con mesura y terminar en el refugio hostelero, donde el condumio es un poco más caro que de costumbre, pero tiene la ventaja de que el tiempo se estira con la ayuda del gin-tonic.

Dos novelas policíacas, (Azul Marino y Don de Lenguas), de una trilogía escrita por Rosa Ribas y Sabine Hofmann, han sido mis contactos con el mundo del intelecto, que en estos día es conveniente no calentar mucho los cascos, que bastante es con el sol.

No puedo hablar de descanso, que bastante descansado estoy, pero me han venido bien estos días, aunque como siempre os he echado de menos.

De nuevo ante mi renqueante ordenador, aprovechando parte del interminable tiempo que me sobra, con vuestra amistad y sapiencia.


11 comentarios:

  1. Relajarse mental y físicamente nos permite regresar a lo cotidiano con alguna expectativa nueva, algún plan tramado, algún proyecto pensado. Parece que has estado rozando la gloria, envidia del mar es lo que tengo, no he ido a verlo. Un abrazo y gracias por esa celeridad en saludarnos

    ResponderEliminar
  2. Amigo:
    No son días de descanso, son cambios de aires, que siempre vienen muy bien y son inspiradores.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. ¡¡Que jodio!! ayer empecé el libros "Azul Marino", me gusta esta escritora y las aventuras de sus dos personajes, Ana Martí como periodista e Isidro Castro como inspector de policía de los años 50, he leído varias de sus novelas negras y me han entretenido.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Me alegro de que hayas pasado unos días fuera de lo cotidiano, porque se respira aire nuevo y se coquetea con las musas renovando la inspiración.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Mañana ,me voy yo y ya parece que me he ido.
    Te entiendo no sabes cómo.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Juan, Si rompes tu rutina, lo haces en un lugar que te gusta y disfrutas pues eso tienes en tu haber de positivos. Pues ya sois dos que veo que "Azul Marino" es lectura que agrada ¡A por ella me voy!
    No me hables de "renqueante" ordenador,estoy enfadada con el mío que me empieza hacer cosas raras...
    Pues ya estamos todos con el ritmo habitual, después de unas minis vacaciones.
    Saludos afectuosos.

    ResponderEliminar
  7. me gusta tu vida cerca del mar soñando con momentos que te salen de tu mente de escritor gracias

    ResponderEliminar
  8. Yo necesito esa cura urgentemente ..... ya me queda poquito el puente de Mayo nos iremos a dejarnos abrazar por el Mar.
    Un beso muy grande querido Juan, cómo me gusta verte bien

    ResponderEliminar
  9. En cada cosa de la vida se halla placer si se sabe saborearlos. A disfrutar! Un abrazo

    ResponderEliminar
  10. El mar, la montaña, los gin tonics son necesarios. Y no dejar reposar la neurona. Ni el ordenador, aunque renquee :) Un abrazo, Juan, siempre es un placer pasarse por aquí.

    ResponderEliminar
  11. Llega un momento en la vida; en que toda es vaguedad te hastía. Los tales mega conciertos invaden la privacidad y espantan los sueños. Ir a la playa es ir a ver un mar de cabezas metidas en el agua y toneladas de basura que afean la ciudad. En mi país hemos tenido más de 500 muertos, durante la semana santa; el alcohol y la imprudencia en las vías públicas ha sido la causa. Y ahora, después de esas festividades, tienen empeñado el salario del próximo mes. Para esto, mejor no salir a la calle mi amigo. Un abrazo fuerte para vos, gracias por pasar por mi casita. H.

    ResponderEliminar