martes, 22 de marzo de 2011

MUDANZA



Nunca podía imaginar que a mis 75 años y con los achaques que ya van apareciendo, me atreviese a meterme en el maremágnum de una mudanza.
Bien es verdad que vengo ligero de equipaje, (solo una maleta de deseos), y la casa es acogedora y bien dispuesta.
Tengo además la ventaja de que mi humilde aposento da al sur al acogedor resol de una buena amiga sevillana devenida en manchega y al oeste con una generosa bonanza de poesía, que en pleamar de nuevas y locas lunas, me refresca desde el otro lado del atlántico.
Espero, además, encontrar nuevos y generosos vecinos de escalera que sean comprensivos a la hora intempestiva de la engorrosa petición del ingrediente necesario para que el guiso sea apetitoso. Os puedo asegurar que no seré rácano y siempre devolveré el favor.
He dejado todos mis enseres y afectos en otra vivienda en la que he disfrutado durante 5 largos años. Pero a mi edad la soledad es una rémora y es mejor estar siempre rodeado de gente dispuesta y generosa.
Mi anterior edificio padecía aluminosis de ideas y desgraciadamente, son muchos los vecinos, que como yo, lo han abandonado. No cierro mi antigua casa, pero inauguro esta nueva, porque no quiero malvivir de nostalgias.
Es momento de presentaciones: soy un manchego al que la vida y otros menesteres, le ha traído hasta la orilla de este mar, sin el cual ya no se vivir.
El jubileo de la jubilación, le devolvió la pasión por la escritura y me gano mis horas, tratando de poner en orden las palabras, para que sigan siendo posible la utopía.
He cumplido los tres deseos: he tenido hijas, el plantado un árbol y he escrito un libro. Solo me queda no perder la esperanza. Y en eso estoy.
Espero conseguirlo con vuestra ayuda.




17 comentarios:

  1. Querido Juan: Es una alegría inmensa leerte renovado, más allá de que uno se renueva continuamente en sus letras. Pero cada vez que vencemos el apego una satisfacción especial nos inunda. Ojalá esta casa te traiga, como a mí, ganas de escribir siempre pujantes (a veces solo disminuidas por el tirano del reloj). Y gracias por tu amistad que tanto me honra, además de tu selecta poesía. Un abrazo y la mejor de las "suertes" en este hermoso rincón que creaste.

    ResponderEliminar
  2. Hola vecino, si nos cruzamos no dejes de saludarme, porque estoy segura me reconoceras...un abrazoo y bienvenido a este otro mundo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias a las dos. Mi nueva casa se ha visto horada con vuestros buenos deseos.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Muy bonita tu nueva casa! Bienvenido a nuestro barrio, volvemos a ser vecinos; cómo me alegro!! Si pudiera te llevaba una tartita al estilo americano para celebrar la nueva llegada al barrio ;) (además, ya sabes cómo me gusta cocinar...)

    Te veo renovado, lleno de ilusión por este nuevo proyecto. Espero que así sea y así continúe. A veces un cambio trae nuevas energías, nuevos impulsos y más ganas. Ya verás cómo vas a alegrarte con todo ésto.

    Sabes que sea como sea, yo siempre estaré a tu lado. Y lo que necesites, ya sabes, sal o cómo se configura algo, pregunta a la vecina ;)

    Besazos

    ResponderEliminar
  5. De vez en cuando conviene renovarse, y siempre mejor en una nueva casa. Bienvenido. Sabes que no suelo comentar mucho, pero también sabes que me tienes a tu lado y a tu disposición.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Pues si te parece bien...acoje a esta vecina que te admira y sigue siempre tus pasos. Bienvenido!!

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Has hecho bien, Jota, estoy intentando entrar en la Cocte para recuperar algunos posts (me acabo de dar cuenta de que además he perdido todas las imágenes, aaaaaaah!!!!) y otra vez están de mantenimiento... El cuento de nunca acabar.
    Verás cómo aquí estamos muy bien, como si hubiésemos "vivido" siempre aquí.

    Por cierto, le falta un título a tu primera entrada...

    Un tremendo abrazo

    ResponderEliminar
  8. !Que alegría! !Cuantos buenos amigos!
    Presumo que voy a sentirme cómodo en este lugar.
    Gracias a todos.

    ResponderEliminar
  9. Un beso muy grande Juan, yo tambien estoy por aquí desde hace tiempo aunque sigo por allí un poco por nostalgia y por cariño, me gusta tu nueva casa, aunque tambien me gustaba aquella ya sabes.

    Estaré pendiente otro beso

    ResponderEliminar
  10. Hola mi querido amigo Juan: Tengo el mismo tiempo de pertenecer a este sitio (Blogger) que a LC, en su momento traté de persuadir a los amigos cocteleros de las bondades de esta gran plataforma bloguera para emigrar estratégicamente. Muy pocos lo hicieron. Ahora, como bien señalas, van emigrando poco a poco en búsqueda de una renovación (así lo espero) y no de un simple abandono del oficio. Aquí tengo alojado mis 3 blogs master: Ventana de Homero, Las Recetas de mi abuela y Nace la noche; este último más personal e íntimo lo he reservado para respaldar mi poesía publicada en diferentes sitios "para la perpetua memoria" (de momento lo tengo cerrado por mantenimiento). Me ha emocionado leerte; sabes que aquí tienes un amigo nicaragüense leal y sincero. Un abrazo fuerte. H.

    ResponderEliminar
  11. Allá donde tu vayas yo te persigo, no está la cosa como para perder amigos de tu categoría y templanza, seguro que en este nuevo refugio, darás cobijo a más de un buscad@r de sueños y no me cabe la menor duda que no dejaras que el peregrino que pase por aquí se lleve un buen sabor de boca y que posiblemente regrese y se aposente muy cerca para no perderte de vista.

    Un abrazo Jota

    PD. El anonónimo soy yo el Diego

    ResponderEliminar
  12. Hola Juan, gracias por tu visita en mi estanque. De la mano de Lucía, algunas veces pasé por tu casa de LC, en donde aún conservo mi refugio que tanto quiero y que ha sido testigo de mis letras desde hace 4 años. Bienvenido a este barrio, en donde peregrinan almas queridas, como Diego, que descubro en el comentario anterior. La vida nos cruza en sus coordenadas.... por el amor a la escritura. Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Hola, vine a conocerte. Y si, es bueno mudarse de casa. Espero te vaya bien.
    Y la soledad...en algún momento, siempre estamos solos, todos...
    Saludos muchos.

    ResponderEliminar
  14. No conocí tu otra casa pero esta me gusta y paseando en ella estoy... soy una vecina cotilla :D pero puedes contar conmigo para un vasito de azúcar o un rato de compañía.
    Gracias por las bonitas palabras que dejas siempre en la mía.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  16. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar