viernes, 25 de marzo de 2011

VEN...

Ven,
quiero que me acompañes
en este paseo imprescindible
con final cierto y desconocido.

Ven,
quiero contarte algunas cosas
que me hieren las entrañas
con el zarpazo inmisericorde de la pena.

Son viejos susurros
que me habitan la memoria.
Certezas amarillas por el tiempo,
como  un daguerrotipo de amargura.

Ven,
quiero hablarte de utopías,
de sueños que se despiertan
en auroras de fracasos.

Ven
y ábreme este corazón en ruinas.
Córtale las alas
a esa mariposa correveidile
de rosas que se acaban marchitando.
Ven,
acompáñame,
No me dejes solo
a esta orilla de las sombras.
Ven y escucha
que son muchas las cosas
que tengo que contarte.

Después…
No escribas epitafios.
Recoge alguno de mis sueños,
Quítale
el polvo de desolación que lo ennegrece,
Arrópalo
con el cobertor de la esperanza
y sálvalo
del inmisericorde castigo del silencio.

¡Entonces sabré
que esta vida ha merecido la pena!




6 comentarios:

  1. Aunque a mí me ocurre que la mayoría de las veces no sé qué decir, reconozco que el silencio es cruel. Pero más pueden serlo las palabras huecas.
    Ten por seguro que lo que sí haré será recoger alguno de tus sueños para llenarme a mí mismo de esperanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. precioso Juan, yo tambien quiero recoger sueños y cubrirlos de esperanza.

    Me encanta encontrarte por aquí, un beso

    Ana

    ResponderEliminar
  3. Te pillé.Muy bonita tu nueva casa y por lo que veo los vecinos son los mismos. Si es que no te podemos perder de vista. Un abrazo.Isabel61

    ResponderEliminar
  4. Me gustó mucho, especialmente ese "recoge algunos de mis sueños..." Hermoso poema, Jota. Coloquial y especial para leer en voz alta. Un abrazo

    ResponderEliminar
  5. Háblame de utopías, de esos sueños que despiertan, que yo estaré ahí para escucharlos y aportar mi granito de arena... Y cuéntame, que yo estaré aquí para escucharte, y aprender de toda una vida.
    Sabes que siempre habrá gente que te haga sentir que no estás solo.

    "Si tú me dices ven, lo dejo todo..." ;)

    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
  6. He dado un paseo por tu blog antes de decidirme a quedarme seguidora, y me detengo en este bellísimo poema, lleno de sensibilidad, trasmisor de emociones...Una llamada imperativa del alma a otras almas para comunicarle los sueños, los temores, lo difícil que es la vida, pero también lo bella que es para vivirla a solas.

    Un afectuoso saludo.

    ResponderEliminar