viernes, 15 de octubre de 2021

CONTANDO ARRUGAS.- EL LECTOR Y LA NOTICIA


 

Hay prestancia y un cierto señorío en su acicalada imagen. Desde la distancia un aroma fresco de Álvarez  Gómez, esa colonia que nunca abandonaste, a pesar de los caros perfumes franceses que tus hijos te regalaban en Navidad.

Los hombros de tu chaqueta, están limpios de casposas motas blancas, gracias al cuido de ese pelo que se deja entrever entre la necesaria bufanda y la chapela benefactora y caliente.

Una mezcla de vitalidad, elegancia y presunción, se  denota en tu figura.

Tu paladar con regusto a café recién hecho (el tabaco lo dejaste, cuando aquél resfriado que se complicó) ,y a cochura caliente y olorosa.

Tus ojos, espectadores de tanta vida, se mantienen protegidos por el andamiaje de las gafas, necesarias y elegantes. Te son imprescindibles, por qué todavía sientes interés por las cosas que pasan a tu alrededor.

Lo que no puedo descifrar, es la noticia que te ha hecho parar en tu matinal paseo.

Me gustaría que esa noticia tuviera la enjundia de tu figura, la serenidad de tu prestancia y la claridad con la que aprendiste a mirar la vida y obrar en consecuencia.

Aunque ambos sabemos, que es cada vez más difícil que esto ocurra.



domingo, 10 de octubre de 2021

CONTANDO ARRUGAS .- (EL RETRATO)


 


Viejo retrato

 donde se anidan sueños

de nuevas patrias.

 

 Pámpanas y uvas

futuro mar de vidas

y de alegrías.


domingo, 26 de septiembre de 2021

DE DOMINGO A DOMINGO... (XLVII) y último


 

Hasta aquí hemos llegado. Son muchos los años pasados desde mi comienzo en La Coctelera y ya no doy para más.

Creo que merezco un retiro y poner todo mi tiempo en favor de la familia, la lectura, la música y el “dolce far niente”.

Cada vez me cuesta más escribir y atenderos y lo último que quiero es repetirme y no poder cumplir con vuestra demostrada consideración y amistad.

Pasados unos días este manojo de sentimientos desaparecerá y solo será un pintoresco recuerdo.

Pero antes del adiós, dejadme que os de las gracias: gracias a vosotros esta postrera etapa de mi vida, ha sido maravillosa.

He aprendido, he disfrutado y me habéis acompañado en este renqueante camino asignado, haciéndolo más fácil y menos tortuoso.

No puedo seguir, algo está pasándole a la pantalla de mi ordenador, pero una tenue realidad acuosa, muy otoñal por cierto, no me permite leer lo que escribo.

Gracias a todos y un abrazo.


jueves, 23 de septiembre de 2021

TRISTE SOLEDAD


 

No hay soledad más triste

que la del escritor en la noche.

Ni siquiera,

una música de violines orquestados,

atempera la negrura de un cielo sin estrellas

que ayudan a alumbrar los desvelos.

 

Las silabas se ahogan en un gin-tonic.

mientras un silencio duro, ahonda la negrura

de abismos insondables.

 

Por mucho que se esfuerce,

las palabras, inmisericordes,

se escapan trepando

por la triste enredadera del olvido.

 

Solo cabe esperar

a que un alondra mañanera,

traiga con su canto

palabras que brillen como ascuas

y que hablen de flores abiertas

a todos los presagios.



martes, 21 de septiembre de 2021

RESPONDIENDO A ESTER


 

No puedo precisar la fecha, pero debió ser a principios de los años 80.

En aquellas fechas, residía en Valencia y un buen amigo hizo un viaje a Cuba, en busca de la belleza de esa isla, sumada al aliciente de una devoción, casi mística, por conocer los entresijos de su revolución y el carisma primigenio de su líder Fidel.

Obviando disquisiciones que no vienen a cuento, sirva esta entradilla para entrar en materia.

Como regalo me trajo desde Cuba un disco L.P. de la Nueva Trova Cubana.

Lo escuché durante muchos años, aunque debió desaparecer en alguna de mis numerosas mudanzas.

Las nuevas tecnologías tampoco ayudarían a su conservación.

Ofrezco a mi buena amiga Ester, este video de Silvio Rodríguez, que recuerdo haber escuchado muchas veces y que cada vez que vuelvo a oírlo, me enseña que la poesía y una guitarra, puede ser el mejor vehículo para la rebeldía y para la igualdad.






Gracias por el regalo, amiga:



domingo, 19 de septiembre de 2021

DE DOMINGO A DOMINGO... (XLVI)


 

CANCION DE PESCADORAS

                                              (Gabriela Mistral) 

 

 

Canción de pescadoras

que con viento y olas puedes,

duerme pintada de conchas,

garabateada de redes.

 

Duerme encima de la duna

que te alza y que te crece,

oyendo la mar-nodriza

que a más loca mejor mece.

 

La red me llena la falda

y no me deja tenerte,

porque si rompo los nudos

será que rompo tu suerte...

 

Duérmete mejor que lo hacen

las que en la cuna se mecen,

la boca llena de sal

y el sueño lleno de peces.

 

Dos peces en las rodillas,

uno plateado en la frente,

y en el pecho, bate y bate,

otro pez incandescente.



jueves, 16 de septiembre de 2021

PALABRAS LIBRES


 

Hubo un tiempo,

en el que las palabras huyeron de los diccionarios,

se hartaron del polvo asfixiante de los códices,

abandonaron el mullido sopor de los incunables,

y huyeron despavoridas

de los pomposos vericuetos de las hagiografías.

Hubo un día,

en el que las palabras, libres,

revolotearon por los jardines,

tratando de hablar con los pájaros,

aprendieron a susurrar y a zaherir,

a hacerse suave música entre los pinos,

a ser  punzón y carne viva,

para nombrar los deseos y las injusticias.

Se tiñeron de azules y suspiros,

para  contar las cuitas de los enamorados,

sin olvidarse que también son necesarias,

palabras como tangos

que cuenten historias de desamor y desengaños.

Palabras como cenizas,

para hablar de olvidos y otros desencantos.

 

En eso ando yo:

Buscando como un perro, sin collar y sin amo,

las palabras que sobran a la vida,

para escribir mi poema.

Cada vez me cuesta más encontrarlas,

¡Aunque lo sigo intentando!