jueves, 2 de julio de 2020

VUELVO A LA MAR


                       
Vuelvo a la mar,
para tocar la dicha con las manos,
para que esta sombra que iba a la deriva
recobre el rumbo mandado por la espuma.

Busco la libertad que me robaron,
en largas tardes  sin vuelos de pájaros y latidos,
sin el olor de una flor que  acariciase.

Me quiero asomar a tu balcón, para aplaudirte,
por todo lo que nos das, sin nada a cambio,
para escuchar tu limpia letanía
que sólo sabe hablar de claridades.

Vuelvo a la mar,
para olvidar los repetidos ocasos de los días,
las mañanas sin plazas y palomas,
los silencios ocultos tras el miedo.

Busco en tus aguas,
revivir este cuerpo con querencias de esqueleto,
darle a los latidos
un compás de cante grande,
de viento tibio, de vuelo de ave.

Y en la noche,
la mar, la luna y yo,
les daremos la espalda a la tierra
y  saltándonos todas las prohibiciones,
nos pondremos a hablar de nuestras cosas.



23 comentarios:

  1. ¡Qué bonito, Juan! Y lo que más me gusta es la ilusión, la alegría que percibo en ese "vuelvo a la mar". ¡Me alegro tanto por ti! Todo llega ¿ves?

    La belleza del mar, la belleza de la Luna... y la fascinante belleza de la Luna reflejándose en el mar. Por favor, en una de esas noches de mar, Luna y tú lánzales a ambos un beso de mi parte.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Vuelve a la mar y empápate de su aroma.

    Un abrazo y hasta la vuelta.

    ResponderEliminar
  3. Eso está muy bien, pero que muy bien.
    Hablad de vuestras cosas, mientras aquí discuten tonterías-
    Empápate de mar y guárdanos algo de sal, como la que tienen tus palabras.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Qué bonito Juan!!!!!
    La imagen es maravillosa.
    Me alegro por ti y por tu mar, seguro que celebraréis el encuentro como se merece.
    Yo tenía previsto volver mañana, pero... No sé si podrá ser.
    No quisiera que Dios se siguiera riendo a costa de mis planes.
    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar
  5. Poco mas se necesita si el mar está cerca, por la noche es casi propio y personal. Un abrazo desde un mar

    ResponderEliminar
  6. Cuántas confidencias con el mar, cuántas veces nos escucha abriendo oídos y corazón. Cuánto se la echa de menos, amigo.

    Un abrazo, y por el reencuentro, con el mar, siempre.

    ResponderEliminar
  7. Vuelve ase marquete tiene embelesado.
    Yo volveré también al mío.

    ResponderEliminar
  8. Juan, le has dado a tu poema "un compás de cante grande" Enarbolas esa libertad, que te hace abrir alas y emprender vuelo hacia la inmensidad del mar. Bello,profundo y sentido.
    Mi felicitación por ese arte, que también te lo agradecerá el mar.
    Mi abrazo de claveles manchegos.

    ResponderEliminar
  9. Y llenarse de ese mar hace que todo sea una mera nube pasajera... Qué bonito poder sentirlo así de bello como tú lo dices, Juan.

    Mil besitos para ti y feliz tarde.

    ResponderEliminar
  10. Vuelves a la mar para reencontrarte con el, la mar es tu confidente Juan y ante el te abres y te expandes.
    Me encantó este poema tuyo y esa imagen que transmite calma.
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. Me encanta, escuchar, leer, cuando se dirigen a LA mar. No lo puedo evitar, feminizar esas aguas azules y saladas y en este caso supongo que las que tienes más próximas, es algo que me emociona. Para mí, siempre es La Mediterránea.

    ResponderEliminar
  12. Es precioso Juan, un canto a la libertad y a la esperanza. Besos.

    ResponderEliminar
  13. Encuentro esperado.... Hermosa imagen. Saludos amigo Juan.

    ResponderEliminar
  14. ¡Qué bonito! ¡Qué bonita intimidad! que al disfrutarlo disfruten más de tí los que te quieren. Un abrazo Juan

    ResponderEliminar
  15. Vuelven nuestras aguas a su cauce, para terminar vertiéndonos en él.
    Muy bonito poema.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  16. Un canto a la libertad encarnada en el mar que te convoca. Espero que sea feliz tu reencuentro. Un abrazo Juan

    ResponderEliminar
  17. Disfrútalo al máximo Juan, te lo mereces.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. ...Me encanta ese final... Y todo el poema. Lleva una calma bella, una complicidad de viejos amigos.

    "Busco en tus aguas,
    revivir este cuerpo con querencias de esqueleto,
    darle a los latidos
    un compás de cante grande,
    de viento tibio, de vuelo de ave."
    ¡Hermoso!
    Bella foto además...
    Un abrazo, y feliz baño en tu noche marina!

    ResponderEliminar
  19. Y seguro que la mar te dará ese cante que nace de las tripas.
    Pero no un quejío.
    Como escribió Lorca: "Tus tristezas son bellas/ llevas a Venus en lo profundo del alma..."

    ResponderEliminar
  20. Que tengas maravillosas vacaciones junto al mar amigo Juan, disfrútalas y cuídate mucho. Saludos y gracias por estar siempre...

    ResponderEliminar
  21. Espero que lo pases genial y disfrutes de esa mar que tanto ansías. El poema es un verdadero canta de esperanza y felicidad.
    Un abrazo fuerte y hasta tu vuelta, te echaré de menos!!

    ResponderEliminar

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.